Embajada en Bélgica

PROMOCION CULTURAL: PATRIMONIO ARQUITECTONICO

El Palacio de Aguas Corrientes es una de las joyas de la arquitectura ecléctica de la Ciudad de Buenos Aires construida por los belgas.

La construcción sigue generando admiración y sorpresa quienes lo visitan.
Lo que le da el carácter, su estilo tan llamativo, son las 300 mil piezas de terracota esmaltada traídas desde Inglaterra. Los belgas ganaron la licitación porque ofrecieron un precio mucho menor para fabricar y armar la espectacular estructura del edificio.

Llamativo por fuera, es una mole de hierro por dentro. La diferencia entre el interior y el exterior no puede ser mayor. Es que la estructura interna fue pensada para contener 72 millones de litros de agua y es una de las mayores estructuras de hierro que se construyó en el siglo XIX fuera de Europa.

Para conocer más sobre esta joya del patrimonio arquitectónico puede ingresar al enlace:

https://turismo.buenosaires.gob.ar/es/atractivo/palacio-de-aguas-corrientes


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular